Lo que ya era una tendencia clara a finales del 2010, cuando Android superaba en porcentaje de terminales smartphone a sus competidores más directos, iPhone y BlackBerry, es ya una realidad tajante.

En su momento se especulaba con que había que esperar a que saliera el iPhone 5, que iba a recuperar bastante terreno, pero la verdad es que la gráfica de Comscore analizada por AndroidAndMe no deja lugar a dudas.

Android supera claramente al resto de sistemas operativos, con un BlackBerry que parece en caída libre en el país que le vio crecer, y iOS por su parte mantiene su posición de forma estable. La caída progresiva de Windows Phone también es palpable y parece que no se puede hacer mucho por levantar algo que nunca ha llegado a calar.

Las previsiones de Gartner apuntan a casi un 50% del mercado para Android en 2012 y 2015, y todo apunta a que así sea. En esas mismas previsiones el futuro de Symbian es bastante negro, prácticamente ha desaparecido en 2015. Solamente el futuro lo dirá.